funcion adaptativa de la ansiedad

Imaginemos tener una entrevista laboral para obtener un puesto que nos interesa mucho.

Un poco de ansiedad es necesaria. La posibilidad que el puesto sea otorgado a otra persona hara que tomemos algunos recaudos.

Sin nada de ansiedad, tal vez nos presentariamos despreocupadamente o sin los minimos cuidados por nuestro aspecto.

Si estamos demasiado ansiosos, puede que nos presentemos temblorosos, o mas ocupados en agradar al entrevistador o en pensar lo catastrofico que seria no conseguir el puesto, cuando lo mas adecuado seria poder atender a las consignas de la entrevista o porque se dispara en situaciones que no entranan riesgo alguno.

Por esto decimos que, lo que diferencia aquella ansiedad considerada como normal, de aquella patologica, es que en este caso la ansiedad deja de ser adaptativa. Esto porque, o su monto es desproporcionado a la perdida o peligro real que implica la situacion, o porque se dispara en situaciones que no entraƱan riesgo alguno.

Modalidades de relacionarse socialmente:

Agonismo y Hedonismo

El ejemplo anterior nos ilustra sobre el importante valor que cumple la ansiedad en el proceso adaptativo, el cual es un proceso continuo.

Como senal de alarma, el estado de ansiedad permite la ejecucion de acciones tendientes a la autoproteccion de un peligro, el cual puede provenir tanto del ambiente fisico como del humano.

La ansiedad social esta relacionada con aquellas situaciones en que la persona interactua con otras personas. Pero tambien se ha observado su existencia en diversas especies animales.

Muchas de nuestras preocupaciones derivan de la importancia de adaptarnos a grupos sociales jerarquicos y complejos, con multiplicidad de normas y relaciones, sean formales o informales, muchas veces dificiles de desentranar.

A veces la cautela, otras el coraje, cumplen funciones de adaptacion. De nosotros al entorno y del entorno a nuestras necesidades.

Entonces, dos sistemas de funcionamiento coexisten tanto en los mamiferos superiores como en la especie humana:
-el de seguridad,
- el de defensa.

El sistema de defensa se orienta hacia las jerarquias y dominancias que se muestran en el funcionamiento de los sistemas y grupos sociales.

Su funcion es la de reconocer los los diversos roles y distribuciones de poder en el interior de los grupos a los que se pertenece.

La modalidad de funcionamiento de este sistema se denomina agonica, permitiendo a quienes ocupan posiciones subordinadas dentro de un grupo reconocer y anticipar amenazas provenientes de otras instancias jerarquicas.

Estas jerarquias suelen tener por funcion el mantenimiento de cierto orden y cohesion en la estructura del grupo como organizacion social.

Mediante reacciones agonicas los que ocupan posiciones subordinadas dan muestras de apaciguamiento y sumision al orden grupal. Esto para que aquellos que ocupan posiciones dominantes no perciban amenazas, expresiones de rechazo, o enfado.

Sintetizando, el modo de funcionamiento agonico nos hace ser cautelosos de las diferentes situaciones sociales, permitiendo la coexistencia del dominante y dominado dentro de una misma estructura jerarquica.

En esta modalidad de funcionamiento, las iniciativas que representen innovaciones o cambios en las relaciones de jerarquia deben quedar relegadas o inhibidas en pro del mantenimiento de la estabilidad del orden grupal al que se pertenece.

En contrapartida, el sistema de seguridad supone apelar a una forma de interaccion denominada hedonica.


En esta, los aspectos preponderantes tienen que ver con la obtencion de seguridad y reconocimiento por parte de los otros integrantes del grupo.

Puede ilustrarse claramente mediante las conductas de acercamiento y busqueda de proteccion que efectuan los ninos al aproximarseles personas extranas. En esta modalidad de interaccion, los dominantes (adultos queridos por el chico de nuestro ejemplo) dan senales de tranquilizacion , abrazando, tocando, o hablando al nino. Este tipo de conductas, aumentan el acercamiento entre los congeneres, disminuyendo las conductas defensivas (por ejemplo, huida) y facilitando la cooperacion y la aparicion de conductas innovadoras al interior del grupo.

Todos vivenciamos ambas modalidades de funcionamiento (agonica y hedonica) predominando en la mayoria de la gente el modo hedonico.

La ansiedad social, como transtorno, es producto del fracaso en la activacion de un sistema que hizo su aparicion mas tardiamente en la historia humana, como es el de seguridad, encontrandose la persona ansiosa predispuesta a usar predominantemente modalidades agonicas de relacionarse.

Por ello la persona se percibe como un mero subordinado en un a jerarquia hostil. Presta atencion al riesgo potencial, lo que lo lleva a utilizar conductas de sumision o evitacion de la interaccion social para impedir el rechazo.

Otras veces, al carecer esta persona no solo de las habilidades necesarias para una correcta evaluacion del entorno, sino tambien, (y en gran medida por falta de interacciones), de la habilidad para manejarse adecuadamente (por mas que su evaluacion haya sido correcta), emite conductas agresivas o faltas de tacto.

Estas provocan la desaprobacion de los otros, llegandose a una autentica profecia de autocumplimiento en que la persona, sin quererlo, se ha comportado de tal forma que provoca ser rechazado por los demas. Asi, sus temores se confirman, su profecia se cumple.